El GP2 celebra el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia
Volver al Blog

El GP2 celebra el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia

Por Dra. Sara Bandres-Ciga | |
Author(s)
  • Dra. Sara Bandres-Ciga

    Institutos Nacionales de la Salud | EE. UU.

    Sara es genetista molecular. Sus intereses principales de investigación se centran en comprender cómo la variación genética del espectro de riesgos etiológicos afecta a las enfermedades neurodegenerativas, desde las de causa monogénica hasta las formas esporádicas más complejas.

El 11 de febrero, celebramos el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia. Para el Global Parkinson’s Genetics Program (GP2), esta fecha es muy importante para reconocer y homenajear la contribución de las mujeres a la genética de la enfermedad de Parkinson en todo el mundo. Asimismo, es un recordatorio del papel crucial que las mujeres desempeñan en nuestra iniciativa.

También es un día que nos brinda la oportunidad de reflexionar y preguntarnos qué es lo que estamos haciendo para evitar, desaprender y remodelar actitudes que causaron y siguen causando desigualdades de género en la ciencia.

A lo largo de la historia y especialmente en el campo de la genética, ha habido numerosos ejemplos de mujeres científicas que no fueron reconocidas por sus contribuciones fundamentales en un momento en que el terreno de juego estaba exclusivamente dominado por los hombres. De hecho, Rosalind Franklin, conocida por el descubrimiento clave de la estructura molecular del ADN a través de los rayos X, dejó una huella indeleble y un legado inspirador para las mujeres que se adentraron en el mundo de la ciencia. Afortunadamente, la historia nos da la oportunidad de tomar conciencia de los errores cometidos en el pasado. La única manera de crecer es aprendiendo del pasado.

Sin lugar a dudas, el GP2 ha fomentado la igualdad de oportunidades de liderazgo entre hombres y mujeres desde el principio. Desde el director general hasta los directores sénior y codirectores júnior de los once grupos de trabajo que componen el programa, ha habido un esfuerzo por reducir la brecha de género y trabajar por lograr un enfoque inclusivo y diverso que promueva la igualdad de representación en los niveles más altos del proceso de toma de decisiones. Cómo no podía ser otra manera, quiero aprovechar esta ocasión para expresar mi agradecimiento a todos los integrantes de la iniciativa del GP2 que trabajan para garantizar que las mujeres sean reconocidas y escuchadas. 

Como codirectora júnior del Grupo de Trabajo de Docencia, Comunicación y Desarrollo del mp4 y de la Red de becarios, considero que la educación es la herramienta más fundamental para empoderar a las mujeres. A mi modo de ver, esta red supone una oportunidad, no solo para garantizar la participación de las mujeres, sino también para empoderarlas para liderar, crear e innovar mediante la formación en habilidades, el acceso a oportunidades de financiación y la positividad que permite el equilibrio entre la vida laboral y la personal, en igualdad de condiciones con los hombres.

Se ha hablado mucho de la discriminación, el desequilibrio y la disparidad de género, pero ha llegado el momento de cambiar el discurso. Las mujeres han sido un pilar fundamental en la familia y la sociedad, y hoy más que nunca, también en el terreno profesional. La comunidad científica no debe privarse del potencial emprendedor, la inteligencia y la creatividad de las mujeres para articular un futuro más sostenible. Es de suma importancia que el GP2 continúe predicando con el ejemplo. Sigamos recordándonos la necesidad de atraer, involucrar y retener el talento femenino, incentivando a las mujeres a prosperar en sus carreras científicas.

Para obtener más información sobre las mujeres en cargos de liderazgo e integrantes de los grupos de trabajo del GP2, visite nuestra página de grupos de trabajo.